Entradas

Mostrando entradas de 2015

Resiliencia, Cuba y Japón. Dos formas de entender Gaman

Imagen
  Este verano he viajado a Cuba, iba detrás del ideal de una isla anclada en los años 50 y   me encontré de frente con Gaman. Hace tiempo que llevo indagando en la cultura japonesa , su forma de afrontar las dificultades de la vida y su capacidad para nombrar de manera sintética verdaderos procesos complejos para la supervivencia. Puede leerse algo más sobre mi búsqueda en este artículo: http://montseburgosespinosa.blogspot.com/2023/01/gaman-aguantar-con-dignidad-y.html El último concepto con el que me he topado es “Gaman” , este término en japonés  significa algo así como “soportar lo insoportable con paciencia y dignidad” . El concepto procede de la filosofía de vida japonesa, basada en el estoicismo, el budismo y el confucionismo. Es un concepto parecido al de Resiliencia, esa capacidad de hacer que la adversidad nos vuelva más fuertes. La resiliencia es una cualidad humana universal, pero cada cultura la aborda de manera única. Aún no he estado en Japón para conocer su fo

Poderosa comunicación

Imagen
¿Cuánto te esfuerzas al día por la comunicación? Seguro que a lo largo del día pasan ante nosotros una gran cantidad y variedad de situaciones en las que desaprovechamos, malgastamos e incluso contaminamos una conversación. Alguien te hace una propuesta, tu no te sientes cómodo y no sabes por qué, te apetece aceptar pero no quieres mostrar debilidad (tampoco sabes por qué) y te lanzas decididamente a proponer algo totalmente distinto solo por hacerte ver, es entonces cuando la conversación se retuerce si no somos capaces de alisarla con nuestra propia voz y unas palabras afinadas. Esa simple conversación puede acabar en un “pues que cada cual haga lo que le parezca”. La comunicación está predestinada a fracasar La buena comunicación requiere un considerable esfuerzo: saber lo que queremos lograr con ella. Lo más difícil en la comunicación no es expresarse correctamente, ni mucho menos, de eso ya se encarga nuestro cuerpo, lo difícil está en saber lo que realme

Productividad personal: La habilidad de procrastinar

Imagen
La procrastinación  (del latín procastinare) consiste en ir aplazando algo que tenemos que hacer y vamos demorando, dando patadas hacia delante, a veces de manera consciente y meditada, otras veces como un irresistible tendencia a no afrontar algunas tareas que, o no nos gustan, o nos gustan demasiado para acabarlas. Se ha hablado mucho últimamente acerca de esta tendencia natural que a todos y todas nos afecta, se dan consejos para ir contra ella, luchar contra el aplazamiento de tareas premiándonos su finalización y acotando su ejecución. En un principio, la procrastinación es uno de los mayores enemigos de la productividad personal, y así lo solemos contar los profesionales de la formación cuando entrenamos en métodos para la buena gestión del tiempo. De modo que cada vez que tenemos conciencia de haber procrastinado, nos invade la culpa y hacemos propósito de enmienda. Procrastinar nos hace menos productivos, o así nos lo hacen creer los modelos de mejora de la product

¿Cuánta vida nos quita el correo electrónico?

Imagen
¿Qué es lo primero que haces cuando llegas al trabajo? ¿Lo primero que haces es  encender el ordenador y abrir el correo? Ten cuidado porque puede ser que hayas confiado el control sobre tu tiempo a una herramienta que está ahí precisamente para que seas tu quien la controle. El correo electrónico es en principio una herramienta de gestión de la comunicación que debería permitirnos mejorar nuestra productividad, sin embargo el efecto es muchas veces el contrario: bandejas de entrada inundadas con más de 50 correos, algunos con ellos esperando respuesta hace semanas. Es cierto que la cantidad de correos que recibimos es a veces inabarcable, pero no se trata de abarcarlo todo, se trata de abarcar lo realmente importante para hacer lo que tenemos que hacer. Veamos una serie de sencillos consejos que nos ayudarán a ....lograr un momento de felicidad en nuestras vidas: una bandeja de entrada vacía 1. No uses el correo como organizador de tu día de trabajo Muchas personas

Tiempo al tiempo

Imagen
Mi padre era relojero, relojero diplomado , como le gustaba recalcar, fue uno de los primeros estudiantes a distancia ,  se sacó el título de relojería por correspondencia, a principios de los 60. Trabajaba arreglando relojes para varias tiendas, era algo así como un relojero freelance . Tenía el taller en casa, en  su mesa de relojero, con todos esos frasquitos y herramientas diminutas: en un cajón cientos de repuestos de cristales de distintos calibres, cada uno en su sobre de papel amarillento; en otro cajón  espirales, tijas y las fascinantes cajitas con rubíes.  Sobre la mesa la campana de cristal, el frasco de gasolina, el aceite… y la lupa. Pasaba larguísimas horas encorvado sobre la mesa, con la lupa calada en el ojo izquierdo . Cada día se enfrentaba al reto de poner a punto dos, tres, cuatro relojes, a veces más, con prisas por el compromiso de entrega de la relojería para la que trabajaba. Y  todo esto compartido con su otro trabajo, el de siempre y antes,

Conectando los puntos

Imagen
Está claro que todo está conectado, y que todos estamos conectados. El universo entero está conectado a nosotros, somos "polvo de estrellas" , por mucho que nos empeñemos en sentirnos una especie diferente en un planeta diferente, son nuestros sentidos los que nos hacen percibir esas diferencias, si nuestros sentidos estuvieran preparados de otro modo la realidad que percibimos sería otra.  Es curiosa esa conexión cósmica y también es curiosa la conexión personal: personas que comparten pensamientos, que comparten formas de entender la vida, que comparten visiones... Cada vez que me encuentro con alguien que comparte mi visión particular de la vida me sobresalta la idea de que hay algo imperceptible que conecta nuestras mentes, un hilo invisible que une pensamientos, estoy segura de que a veces pienso acompañada, alguien se suma a mi proceso mental, a veces en paralelo, otras cruzándose en un punto. A veces pensamos acompañados, surge una idea que c

Coaching para la incertidumbre

Imagen
Si hoy le preguntásemos a los empresarios qué es lo que temen posiblemente nos darían respuestas similares a las que se han dado siempre: a los precios, a la competencia, a no ser capaces de retener el talento…. Pero si enmarcamos la pregunta en un contexto de coaching que nos permita acceder a la respuesta real, posiblemente la mayoría llegarían a descubrir que lo que más temen es la incertidumbre. Necesitamos patrones, modelos e informaciones que nos ayuden a predecir lo que ocurrirá mañana, la semana próxima, el año que viene. Hoy día tenemos gran cantidad de información en nuestra mano, parece que la incertidumbre se ha reducido. Yo puedo saber qué tiempo hará esta tarde, mañana…con solo mirar el móvil. Recuerdo cuando todos los años mi padre compraba el Calendario Zaragozano (“la luna nueva de abril traerá tiempo revuelto y vientos por el sur”), un inestimable predictor para las gentes del campo, más allá de sus propias estimaciones de saber popular  (“Cielo empedrao suelo

Cambios, hábitos y protocolos

Imagen
Adquirir una nueva forma de hacer las cosas, un nuevo método un modo mejor de actuar, ya sea para un vendedor profesional o para un auxiliar de laboratorio, es un gran esfuerzo. Aunque los formadores y formadoras nos empeñemos en hacer ver lo fácil del aprendizaje, la verdad es que generar un cambio en un hábito o un comportamiento arraigado es uno de los retos más complejos para la naturaleza de los seres humanos. Y es que algunos de estos comportamientos están realmente arraigados, formando parte incluso de improntas o comportamientos estereotipados relacionados con los impulsos más profundos no ya del ser humano sino del animal que nos habita. Veamos un ejemplo: Cada vez que voy a vamos a ver a un nuevo cliente es normal que intentemos enamorarle haciendo el despliegue de nuestros talentos cual pavo real desplegando sus plumas. Esto nos lleva directamente a comenzar una entrevista hablando sin parar, gesticulando de manera frenética y poniendo la atención en nosotros mis

Las curvas de la vida

Imagen
La curva fue tan larga que acabó prácticamente en el punto en el que dio comienzo... A veces nuestra vida emprende tramos rectos y a veces giros inesperados, a veces somos nosotros los que de manera decidida trazamos una curva con la idea de recorrer un paisaje diferente. Así he estado yo durante estos 4 últimos años, mi último ciclo o etapa vital ha sido una larga curva, en la que he intentado mantener el control y no perder la cabeza. Ahora, me encuentro en un momento muy parecido al que vivía hace 4 años, con algunas pérdidas importantes y vitales, eso sí.  Ahora miro el recorrido y no ha estado mal, ha sido todo un esfuerzo por no salir despedida por la fuerza centrífuga. Ahora, miro hacia delante y veo lo que quiere un camino recto, pero ya veo un recodo un poco más adelante. Gestionar el cambio en nuestra vida profesional es un gran esfuerzo para no salir despedido por la fuerza centrífuga, ya sabemos cómo es: frena poco antes de llegar al giro y después pisa suavemente